¿Tiene el hombre musculoso un mayor estatus social?


Los hombres musculosos pero que no muestran un comportamiento agresivo, son percibidos como buenos líderes.


hombre musculoso

Según una investigación, en el caso del sexo masculino, el hecho de tener una musculatura más desarrollada es una de las tres primeras impresiones que hicieron que los hombres tengan más éxito en determinadas áreas, una de ellas es ser percibidos como mejores líderes por el resto de la sociedad.
Curiosamente, los autores del estudio también encontraron que los hombres que ostentan una buena forma física pero actúan de manera agresiva, obtuvieron las calificaciones más bajas en términos de ser vistos como buenos líderes.

La investigación, llamada "el papel de la musculatura física y su estatus en la sociedad humana" fue publicada recientemente en el "Journal of Personality and Social Psychology". El estudio fue realizado por la Universidad de California.

Cuando leí sobre esta investigación, la primera reacción fue de no escribir sobre ella. No me gustan los estudios que promueven mensajes que se basan en la apariencia física, esto a veces lleva a que algunas personas puedan sentirse mal. Pero después de indagar un poco más, me di cuenta que el mensaje de esta investigación es mucho más complejo y variado.


Músculos, agresividad y estatus

En primer lugar, los investigadores hacen hincapié en que los rasgos no agresivos y la capacidad de llevarse bien con los demás son primordiales para ser percibido como un (potencialmente) buen líder. Desde el punto de vista evolutivo, los hombres de buena contextura física pero con un comportamiento violento, tarde o temprano son anulados por el resto del grupo.

En segundo lugar, aunque los hombres bajos y de menor porte físico tendrían que trabajar un poco más para ganar estatus social basado únicamente en las primeras impresiones, estas diferencias tienden a disiparse con el tiempo. Los investigadores subrayan que la creencia de que los hombres fuertes tienen éxito mediante la intimidación a sus potenciales rivales no es tan cierta como se piensa, ya que este efecto se diluye rápidamente.

En general, los resultados sugieren que el reconocimiento por parte del grupo de un comportamiento más empático de los hombres con buena contextura física, quizás intuitivamente, cumple una función social fundamental. Esto tiene mucho sentido desde una perspectiva ancestral, ya que mejora la eficacia de la cooperación dentro del grupo, incluyendo la sensación de seguridad que puede hacer sentir a los miembros más vulnerables.

Ya lo dijo la poeta Maya Angelou, "fuerza y ternura es una combinación insuperable". Es bueno tener una evidencia científica que sugiere que, desde un punto de vista evolutivo, los hombres más fuertes pero de buen corazón y que cooperan con el grupo, se les asigne un mayor estatus social dadas las señales que los demás advierten, sobre todo en cuanto a la percepción de liderazgo.


Referencia: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26653896



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada