¿Por qué los árboles ayudan a bajar nuestros niveles de estrés?


Todos sabemos que observar la naturaleza induce a la calma. Un estudio realizado en Japón sugiere que caminar o simplemente estar cerca de árboles, refuerza el sistema parasimpático del sistema nervioso central, lo que lleva a tranquilizar la mente y desestrezarnos. Veamos por qué ocurre esto.


árboles

Nuestro sistema nervioso autónomo tiene dos partes, el simpático y el parasimpático. Ambos operan fuera del control consciente.
El sistema simpático se activa con la acción: aumenta el ritmo cardíaco, la respiración se acelera, sube la presión arterial, aumenta la adrenalina y las pupilas se dilatan. Por el contrario, el sistema parasimpático activa la respuesta que induce a la calma: baja la presión arterial, el pulso disminuye, la respiración se hace más lenta y los músculos se aflojan.

Estos dos sistemas autonómicos son complementarios, no antagónicos. Además, deben estar siempre funcionando para mantener la homeostasis, que es el equilibrio y la autorregulación de nuestro cuerpo.
El sistema simpático predomina cuando se necesita acción rápida. Pero cuando las circunstancias no requieren de una repuesta inmediata, el sistema parasimpático toma el control y ralentiza el metabolismo.


La investigación

Los experimentos fueron realizados por profesores de la Universidad Tsukuba (Japón) y tuvieron como participantes a personas que se ofrecieron voluntariamente. Dichos ensayos se hicieron en 24 diferentes parques y bosques de todo el país.
Los resultados indicaron que caminar 20 minutos por un espacio verde reducía los niveles de la hormona que se libera en respuesta al estrés llamada cortisol, estas mediciones se obtuvieron mediante muestras de saliva.
Pero lo interesante del estudio fue hallar que, en las personas que caminaron por espacios verdes en los que había árboles, los niveles de cortisol eran promedialmente más bajos que en aquellas personas que caminaron por espacios verdes donde no los había.

Más tarde, los investigadores también encontraron que los niveles de hemoglobina en la corteza prefrontal izquierda del cerebro, área que se asocia con el estrés y el miedo, también disminuyeron en mayor nivel en las personas que caminaron cerca de árboles.

¿Por qué los árboles ayudan a reducir mejor los niveles de estrés? Los autores del estudio aseguran que la clave está en los phytoncides, que son compuestos orgánicos volátiles que emiten muchas especies de árboles para protegerse de microbios, bacterias y hongos. En total se conocen unos 5 mil compuestos diferentes y son ampliamente utilizados en la medicina de países como Rusia, Ucrania, Japón y China.
Los árboles más comunes que emiten phytoncides son el pino, algarrobo, cedro y roble, pero no son los únicos. Cabe destacar que el ajo y la cebolla también despiden este tipo de compuestos. Los investigadores están seguros que los phytoncides estimulan nuestro sistema nervioso parasimpático.


Referencia:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2793346/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada