La voz femenina más allá del tono: salud, fertilidad y cuerpo


Entre algunas especies de mamíferos, ciertas características vocales se correlacionan con el tamaño y la forma del cuerpo. Por ejemplo, cuanto más grande es el animal, más profundo es su tono de voz.

Sin embargo, en otras especies, la correlación tono de voz - tamaño del cuerpo, no es tan clara. Por ejemplo, entre los gorilas machos, el tono de voz no se relaciona muy bien con el tamaño del cuerpo.
Lo mismo ocurre con los seres humanos, el tono de voz es un débil predictor del tamaño del cuerpo, y esta frágil correlación parece funcionar sólo con la altura, no funciona ni con el peso ni con la masa muscular.
No obstante, además del tono, la voz tiene muchas otras características, y brinda algunos datos acerca de la persona.

Hace un tiempo, un grupo de investigadores analizó una muestra multicultural de más de 700 hombres y mujeres, midiendo 19 características diferentes de sus voces, así como también 8 características diferentes en la forma y tamaño de sus cuerpos.

Si bien se encontraron varias cosas interesantes, la correlación más sorprendente que se descubrió fue que, en las mujeres, varias características vocales agradables (voz aguda, sonoridad, más variación en el tono) se correlacionaban con un aspecto muy específico del cuerpo femenino: la relación cintura – cadera.


Proporción cintura – cadera

Esta proporción se valora como una de las características más atractivas de la belleza femenina, o sea, un bajo ratio entre cintura y cadera se considera particularmente atractivo para las mujeres.


cintura cadera ratio

Este ratio es también un buen predictor de salud en el sexo femenino. Patologías como diabetes y enfermedades cardiovasculares se correlacionan con altos ratios en esta relación. Algunos médicos toman esta medida como un indicador de salud, tanto como el peso o el índice de masa corporal. Una baja proporción también se correlaciona con la fertilidad. Las mujeres con altos ratios son más propensas a experimentar dificultades para quedar embarazadas.
Además, algunas de las mismas características vocales que se correlacionan con un bajo ratio cintura-cadera, son a menudo las voces femeninas que los hombres encuentran atractivas.

¿Qué significa esto? Una buena explicación es que los hombres han desarrollado instintivamente la capacidad para detectar mediante señales visuales (relación cintura-cadera) y señales auditivas (características vocales), los niveles de salud y fertilidad en las mujeres. Esto tendría un valor sustancial para ellos en la búsqueda de la sobrevivencia evolutiva, es decir, dejar muchos descendientes sanos.

Sin embargo, esto puede explicar la atracción, pero no la correlación en sí misma. ¿Qué tiene que ver la fertilidad? ¿Qué tienen que ver en todo esto las características vocales? ¿Cuál es el mecanismo de esta conexión?

El razonamiento más probable es que éstos son efectos compartidos por las hormonas reproductivas estrógeno, progesterona y prolactina. En un equilibrio adecuado, estas hormonas promueven la fertilidad, mantienen la salud cardiovascular y también influyen en la distribución de la grasa corporal alrededor de las caderas. Es decir, estamos hablando de un equilibrio hormonal saludable.

Este es un buen ejemplo de cómo funciona la evolución por selección natural. Los rasgos físicos, incluso los comportamientos, tienden a surgir por sí mismos, a través de mutaciones al azar, sin ninguna función u objetivo. Esto quiere decir que aquellos genes que proporcionan algún beneficio se ven favorecidos y los que reducen el éxito, se eliminan.

En este caso, los efectos secundarios de las hormonas sexuales femeninas son sólo eso: efectos secundarios. Pero los hombres han encontrado en dichos efectos su éxito evolutivo. Es de esa forma como los estándares de belleza han evolucionado: reflejando indicadores de salud y fertilidad. Ni más ni menos, así funciona la selección natural.


Referencias:
http://psycnet.apa.org/journals/psp/65/2/293
http://pec.sagepub.com/content/37/4/615.short



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada