¿Por qué las personas atractivas tienen relaciones de pareja más breves?


Una serie de estudios proporcionan pruebas convincentes de que las relaciones de pareja de las personas atractivas son más propensas a la ruptura, en parte, porque se interesan más por otras personas, especialmente cuando están insatisfechas con su relación actual.


pareja

La profesora de psicología de la Universidad de Harvard, Christine Ma-Kellams es la autora, junto a un grupo de colegas, de un estudio en el cual solicitaron a un grupo de mujeres que juzgaran el atractivo de 238 hombres de fotos tomadas hace 30 años para los anuarios de secundaria.

Posteriormente, los investigadores accedieron a la web ancestry.com para recabar datos de matrimonios y divorcios de dichos hombres.
Los resultados arrojaron que aquellos que fueron catalogados como más atractivos tuvieron mayor cantidad de divorcios y matrimonios de más corta duración.

A continuación, los investigadores accedieron a los datos de divorcios y matrimonios de los 20 actores y actrices mejor posicionados de la lista de IMDB.com y de las 100 celebridades más poderosas del mundo según Forbes. Se solicitó a un grupo de estudiantes de ambos sexos que evaluaran la belleza física de dichos individuos. Los resultados fueron idénticos: los actores y celebridades (tanto hombres como mujeres) más atractivos tenían más probabilidades de divorciarse y tendían a estar casados por períodos más breves.


¿Por qué el atractivo parece ir de la mano con una mayor probabilidad de ruptura?

Por supuesto, podría haber muchas razones, pero Ma-Kellams y su equipo querían probar un factor en particular: si las personas más atractivas están más interesadas en parejas alternativas.


Es relevante exponer lo hallado en estudios anteriores en el sentido de que una vez que estamos en una relación comprometida, la mayoría de nosotros comenzamos a mostrar ciertos prejuicios que ayudan a sostener esta relación, incluyendo ver a otras personas como menos atractivas que lo que haríamos si estuviéramos solteros. Los investigadores analizaron si las personas atractivas carecen de este sesgo protector.

Más de ciento treinta participantes, casi la mitad de ellos actualmente en una relación de pareja, calificaron que tan atractiva era en una persona del sexo opuesto.

A su vez, los investigadores evaluaron discretamente el atractivo físico de los participantes. Los resultados revelaron una interacción intrigante entre el atractivo propio de los participantes, su estado de relación y las calificaciones que dieron a la persona a evaluar. Los participantes más atractivos tendieron a calificar a la persona como más guapa que los participantes menos atractivos, pero sólo si ellos ya estaban en una relación comprometida. En otras palabras, en lugar de tener un sesgo para minimizar el atractivo de una pareja alternativa potencial, los participantes atractivos en una relación, en realidad, parecían mostrar un mayor interés.

El estudio final de la serie fue similar, pero se le agregó un par de vueltas de tuerca: a algunos participantes les hicieron sentirse más bellos mirando fotos de personas muy poco atractivas antes de calificar su propio atractivo. También los participantes en este sondeo calificaron su satisfacción con su pareja actual. Todos los participantes pasaron luego a calificar el atractivo físico de varias imágenes de personas guapas del sexo opuesto. Los resultados mostraron que los participantes que se sentían físicamente atractivos tendían a calificar a las personas guapas de las fotos como más atractivas, pero sólo si estaban actualmente en una relación insatisfecha.

El sentido común sugiere que las personas atractivas son más propensas a atraer el interés de posibles parejas alternativas. Estos nuevos hallazgos sugieren que además, las personas guapas están más inclinadas que el promedio en interesarse por esas potenciales parejas, especialmente si se sienten descontentas con su relación actual. Esto podría ayudar a explicar el patrón que emerge de estas investigaciones: que ser atractivo tiende a correlacionarse con tener relaciones más cortas y más divorcios.


Referencia:
http://onlinelibrary.wiley.com/wol1/doi/10.1111/pere.12173/abstract



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada